Barajas

En Barajas, la educación pública ha sido durante muchos años elegida preferentemente por la gran mayoría de los padres y madres para sus hijos e hijas. El motivo ha sido, además de la calidad de la enseñanza ofrecida por un profesorado altamente implicado con el servicio público educativo, una valoración muy positiva del papel de los colegios e institutos públicos como agentes transmisores de los valores de igualdad, solidaridad y tolerancia. Las familias de Barajas han podido elegir sin mayores problemas una educación pública de calidad en el distrito. Esta situación cambia aproximadamente a partir de 2005, cuando se empiezan a poner de manifiesto en la Comisión de escolarización los problemas de escolarización derivados de la falta de plazas escolares en los centros públicos para atender la demanda de las familias. La causa era el fuerte crecimiento del censo de población infantil y juvenil como consecuencia de la expansión urbanística del distrito, que continuará creciendo a día de hoy en barrios como el ensanche de Barajas, barrio de Coronales, Alameda de Osuna (motocine), y Avda. de Logroño c/v Calle S. Severo, junto al polideportivo. Este crecimiento urbano, demográfico y laboral, no solo no ha ido acompañado de un aumento de centros de educación públicos en Barajas, sino que ni siquiera la Consejería de educación se ha ocupado de mantener en condiciones adecuadas los centros educativos existentes, lo que ha constituido un auténtico abandono de la educación pública en nuestro distrito.

La situación de abandono se intensifica en el año 2011 cuando la Comunidad de Madrid aplica una serie de medidas dirigidas a disminuir los recursos en enseñanza pública como el cierre progresivo del IES Barajas o la demora injustificada de la construcción de un nuevo CEIP en el ensanche de Barajas , dando, por otro lado, toda clase de facilidades y privilegios a la enseñanza privada a la que se han concedido parcelas municipales para la construcción de dos colegios privados con concierto educativo parcial (Colegio Gáudem (2008) y Colegio S. Pedro Apóstol(2012)). Fue indignante ver cómo, mientras han demorado en dos años, llegado a paralizar las obras del CEIP del Ensanche de Barajas, (denominado “Margaret Thatcher” por Decreto del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid) con toda clase de falsas excusas, (antes de iniciar la construcción, se llegaron a tramitar hasta 3 procedimientos consecutivos de contratación de las obras, el primero parado por desistimiento de la Consejería y el siguiente por no haber elegido una empresa solvente), la entonces Alcaldesa Dª. Ana Botella Serrano asistió a la inauguración del nuevo colegio privado del Arzobispado S. Pedro Apóstol en la calle Babilonia,19, el cual fue construido en tan solo 6 meses y puesto en funcionamiento en el curso 2014/2015 sin contar con las preceptivas licencias urbanísticas municipales.

En el nivel de educación secundaria y bachillerato, la medida de cierre del IES Barajas, iniciada en el curso 2013/14, ha contribuido junto con otros factores, como la ampliación de los criterios de admisión por estar trabajando en Barajas, la creación de la zona única, unido al azote de la crisis, a una situación de colapso en el IES Alameda de Osuna, único instituto para todas las familias que viven y trabajan en el distrito de Barajas y el Barrio de Rejas del distrito de S. Blas-Canillejas, además de las familias que viven o trabajan en el vecino municipio de Paracuellos del Jarama para poder hacer el bachillerato.

El hacinamiento del alumnado del IES Alameda de Osuna en un edificio construido en los años 80 concebido inicialmente para acoger 600 alumnos ha sido denunciado por el AMPA a través del Consejo Local de la Infancia y la Adolescencia de Barajas en la Comisión de necesidades educativas y en el Consejo Territorial del distrito y el Pleno, aprobándose por unanimidad de todos los grupos políticos, tanto en la legislatura anterior como en la presente, instar a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid a la construcción de un nuevo Instituto necesario para aliviar la masificación en el instituto y atender las necesidades de plazas escolares públicas en un distrito periférico en continuo crecimiento. En el presente curso 2016/2017 están escolarizados en el IES Alameda de Osuna 1320 alumnos, más del doble de los que había cuando empezó a funcionar el Instituto hace más de 30 años.

CEIP Margaret Thatcher

Tras más de 2 años de retraso, y estando alojados mientras tanto en otro centro de la zona, el centro abrió en septiembre de 2015 con 1 aula de primero, segundo y tercero del segundo ciclo de infantil.
La infraestructura construida es básicamente un aulario en dos plantas con una 5 aulas por planta y 1 sala de usos múltiples. Además, cuenta con un patio para infantil y una cancha de baloncesto. Nada más.
La sala de usos múltiples se ha reconvertido en el comedor. No contamos con salón de actos, biblioteca, gimnasio, aula de informática, ni patios para Primaria, más allá de la citada cancha de baloncesto.
Como el colegio abrió con menos de 60 niños, todos del segundo ciclo de infantil, se nos dice que para el siguiente curso se construirá la siguiente fase, en la que están contempladas el resto de las infraestructuras. Que el colegio crecerá en consonancia con el aumento del número de alumnos.
Para este primer curso, efectivamente, el espacio era suficiente, y así lo dijimos. Lo que nos preocupaba era de cara al curso siguiente, cuando los primeros niños empezaran Primaria no tendrían patios en condiciones. En la parcela solo está el aulario y la cancha de baloncesto (para más inri dotada con canastas de adultos, totalmente inservible a los niños). De hecho, el espacio donde posteriormente irán los patios es un descampado con cascotes, restos varios de la obra y valla de obra también.
Esta fue nuestra principal reivindicación el curso pasado. Finalmente, gracias al compromiso de todos los partidos políticos del distrito, junto con la ayuda prestada por la concejala de la junta de distrito de Barajas en verano se hizo una actuación mínima, a todas luces insuficiente, adecuando una pequeña parte del descampado.
En este curso hemos doblado el número de alumnos, siendo actualmente alrededor de 110 alumnos, ya con la primera clase en primero de Primaria.
Además del desencanto con la actuación en el patio, al inicio de curso nos enteramos que la Comunidad de Madrid no va a construir la segunda fase del centro en este curso escolar, como se nos había dicho, para que esté listo el curso 2017/2018. Se nos dice que estará listo para el siguiente curso 2018/2019.
Esto plantea serios problemas de cara al curso que viene. Contando que empezarán otras 2 líneas de primero de segundo ciclo de infantil, seremos más 160 alumnos. El aulario queda saturado, el comedor provisional desbordado, seguimos sin patios en condiciones o infraestructuras básicas como un lugar para practicar deporte en interior o un lugar para poder reunir a los padres. Asimismo, tendremos que desmontar el aula donde actualmente el colegio ha puesto la biblioteca.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s